La description du projet est uniquement disponible en espagnol
Después de promover la instalación de dos plantas solares, Francisco Carpintero, descendente de agricultores manchegos, ha decidido realizar una plantación de pistachos variedad Kerman con certificado ecológico. Tras haberse dedicado la mayor parte de su vida profesional al sector agroalimentario, Francisco ha optado por este fruto seco por el tipo de cultivo que conlleva, óptimo para la zona en la que trabaja, que cuenta, además, con una importante demanda. Este proyecto ha contado con financiación de Triodos Bank.